“Hacer más con menos”

Innovar es creatividad y un acto de rebelión por definición. La innovación en las organizaciones permite romper con la rutina y poder lograr: “hacer más con menos”. 

Innovar sin tener consolidadas destrezas (softskills), es imposible; el éxito depende de estas competencias transversales y sociales.

La voluntad para innovar no basta, hay que temer y, ello se aprende, las destrezas transversales que permitan realizar los proyectos de innovación para que acaben siendo útiles. La cultura de la innovación en España está por descubrir en muchas organizaciones y sobre todo en la Administración pública. Haber logrado un proyecto exitoso, normalmente por una iniciativa personal, no debe de confundirse con la Cultura de la Innovación. Una flor no hace verano, ni dos primavera. Una organización innovadora deben de tener un alto nivel de empleados que conozcan la ortodoxia de la innovación y asuman la doctrina de aplicarla. Hasta para encontrar u empleo es muy importante tener asumidas las competencias softskills y saber comunicar que se tienen asumidas como atributos clave.

Un equipo innovador, con su líder su experto comunicador, un coordinador y todos los miembros con competencias multidisciplinares aportadas por trabajadores de otras áreas, es la anatomía viva de una “célula para la innovación”. Equipos de trabajo que sí pueden transformar una organización pasiva a una activa y luchadora para transformarla de forma sólida y profundamente en innovadora.

Continue reading…